KILL YOUR BOYFRIEND: Killadelica (Shyrec/Sister9/Little Cloud Records 2020) Dic17

KILL YOUR BOYFRIEND: Killadelica (Shyrec/Sister9/Little Cloud Records 2020)...

Killadelica es el tercer LP de Kill Your Boyfriend, un dúo italiano que llevan desde 2011 demostrando su buen hacer en esto del ruidismo zapatero oscuro y distorsionado. No sólo en los USA se puede hacer buena “mierda” sonora. Cercanos en ocasiones a unos The Jesus & Mary Chain menos obsesionados por las melodías vocales o a los primeros A Place to Bury Strangers, con menos alucinógenos en sangre. Otras veces se dejan llevar más por el postpunk furioso e incluso por esa corriente que en los 90/00 abanderaron gente como Sonic Youth y que tanto bebía en fondo y forma de los prototodo Suicide. Tras dos LPs y un puñado de singles y EPs, este Killadelica es (hasta la fecha) la culminación de todo ese caos sonoro y maravilloso que se conoce que puebla las cabecitas de estos dos signores. Matteo Scarpa y Antonio Angeli manejan con inusitada habilidad guitarras y bajos cargados de distorsión, teclados ambientales y ritmos tremebundos, acariciando todo el conjunto con una de esas voces filtradísimas y penetrantes. Marca del estilo. Killadelica recupera 11 historias de asesinas en serie, cada tema recibe el nombre de una de ellas y, sinceramente, cuesta horrores destacar unas sobre otras. Desde la magnífica introducción que es Anula, al perfecto cierre de Kathy, nos vamos encontrando con ritmos machacones, distorsión, ruido bien entendido, melodías oscuras y difusas… Una amalgama más que interesante, de principio a fin. Un sonido que apabulla y llena todo, una asfixiante y claustrofóbica explosión de buen gusto. La dicha Anula con su etérea cacofonía y oscuridad ruidosa abre el CD. Jean es una pieza tremenda, con un vídeo sugestivo y evocador. Natasha explora otros terrenos menos transitados por el dúo, pero igual de eficaces. Reverb a saco y factura cuasi...

OUT OF SIGHT: A TRIBUTE TO OLIVER HEUER | SWEET WILLIAM (Black Genesis Records 2020) Dic01

OUT OF SIGHT: A TRIBUTE TO OLIVER HEUER | SWEET WILLIAM (Black Genesis Records 2020)...

Vaya por delante que no me gustan los tributos. Los musicales, me refiero. Esos discos (ay Cleopatra) que reúnen a un puñado de artistas generalmente dispar dedicados a hacer interpretaciones/versiones del grupo o solista homenajeado. Suelen ser discos irregulares, con algunas versiones dignas y, generalmente, una cantidad de morralla exasperante. Normalmente los suelen practicar artistas “menores” que el tributado y las consecuencias, pese a que se suele partir de canciones excelentes, dejan mucho que desear. El caso que nos ocupa es un tributo al recientemente (y tristemente) desaparecido Oliver Heuer, líder de los alemanes Sweet William. Lo edita Black Genesis Records (limitado a 200 unidades) y del artwork final poco podemos decir, guardan celosamente esa información (sale el 11 de diciembre el disco). Preorder aquí.   En principio, el plantel de homenajeadores es bastante interesante, podemos encontrar a artistazos como Eve Doyon (US), The Red Ashes (SP), Severance (MX), Ariel Maniki and the Black Halos (CRI), Chaos Bleak (UK), Deliverance (MX), NU:N (PT), Morte Psíquica (CAN), Last Dusk (CRI), Poisoned Hestia (DE), Andrew Jünger (PT) o Dead Astropilots (FR). Nada que objetar a este respecto, aunque viendo un poco en profundidad los nombres, observamos que hay una mezcla de estilos que, en principio, puede arrojar curiosas reinterpretaciones. Porque eso es lo que nos encontramos aquí, una de las características principales, a mi juicio, de este Out of Sight, es que casi todos los artistas han declinado el limitarse a interpretar el tema original y han intentado (unos con más fortuna que otros) llevarlo a su terreno. Así, Eve Doyon (aka Diva Destruction) interpreta el Memories tres veces, como dividiéndolo en tres partes, prácticamente a capella y poniendo los pelos de punta en cada ocasión. Quizá es un poco innecesario el hacerlo tres veces (dado que...

Near Earth Orbit: Outerworld (Solar Lodge Records, 2020) Nov28

Near Earth Orbit: Outerworld (Solar Lodge Records, 2020)...

Near Earth Orbit sigue alejándose del planeta del gothic rock más convencional. Quemando fases y desprendiéndose de los módulos de su nave interestelar, su último álbum Outerworld va incluso un paso más allá del post goth y del nexo que lo unía con Merciful Nuns. El nuevo destino de este viaje temático a las estrellas, el siguiente refugio de la humanidad, pasa por la inmersión en un álbum híbrido pero que se aposenta fuertemente en el dark ambient y en la música cinematográfica (soundtrack) o incidental (score). La mención a ambas no es gratuita, ya que el propio grupo abraza el concepto en la presentación que hacen en su web oficial. La otra mitad de la ecuación son las raíces rock y góticas de la banda, y que afortunadamente aún siguen ahí a través de la voz de Artaud Seth, y la guitarra y bajo de Jawa Seth; los actores en este epopeya cósmica en la que las máquinas dirigen una nave hacia el nuevo hogar de una humanidad criogenizada. En Outerworld no encontraréis temas tan adrenalínicos como Population Overload, presente en su anterior álbum (M.A.S.S. Extinction), pero la tensión sigue presente para enfatizar el drama. Artaud se vale de la recitación y de los gritos para aportar un sentido narrativo a los temas; las guitarras destacan con su furia en momentos puntuales, y en otros se utilizan casi como si fueran un bajo, con riffs sencillos y repetitivos; y el mismo bajo está presente de manera casi constante, muchas veces para sostener la parte rítmica del tema, cuando no hay percusiones. Y en gran parte del álbum, son los teclados, sintetizadores y efectos ambientales de Artaud y Jawa los que van a conducir la impresión de que estás viendo una película, probablemente en la onda de Ridley...

YOUR LIFE ON HOLD: Echoes From the Bardo (Solar Lodge 2020) Nov18

YOUR LIFE ON HOLD: Echoes From the Bardo (Solar Lodge 2020)...

Pues me ha gustado mucho este Echoes From The Bardo, de los estupendos Your Life on Hold. Y esta reseña podría quedarse aquí, pero imagino que quieres leer más. Vamos a ello: El tercer disco del sexteto, liderados por Jan Dewulf, muestra una clara evolución en el sonido de los dos anteriores: tanto Burning for the Ancient Connection como My Name Is Legion For We Are Many nadaban en el gothic rock clásico, de bella –y perfecta- factura. Gothic rock de guitarras, voces aterciopeladamente profundas y ritmos con bajos marcados y voluntad siniestra. Echoes también se adscribe al estilo, claro, pero presenta una mayor riqueza de sonidos y matices, una evolución (lógica) que sólo redunda en la constatación de que nos encontramos ante una de las mejores bandas actuales del palo.   Anywhere Out There es una preciosa canción –fue el primer adelanto en forma de videoclip allá por el mes de agosto-, donde el terciopelo de la voz de Jan brilla con luz propia, elegante, decadente, oscura (con el contrapunto de una cierta luminosidad en las guitarras), posicionándose en los terrenos de unos Golden Apes inspirados y algo más endurecidos. Es cierto que es un estilo bastante manido y que cuenta con muchos grupos deudores a lo largo de los años, pero YLOH consiguen sonar originales y modernos, sin caer en tópicos y sin vincularse con post punks mal entendidos. Nowhere Train, segundo vídeo, segundo “single”, es un pelotazo bailable y pegadizo, lleno de detalles que te empujan a escucharla una y otra vez. Madre mía que importante es –aún hoy en día- contar con una sólida batería golpeada con brazos y baquetas reales. Ya conocíamos I Can Feel Every Part porque, en una versión diferente, apareció en el Lockdown EP que lanzaron...

WHISPERS IN THE SHADOW: Yesterday is Forever (Solar Lodge Records, 2020) Nov15

WHISPERS IN THE SHADOW: Yesterday is Forever (Solar Lodge Records, 2020)...

Si hay algo que queda patente con Ashley Dayour, es que quiere expandir los límites del underground oscuro. En The Devil & The Universe se vale de la música ritual y ambiental (cuando no discotequera); en Near Earth Orbit, junto a Artaud Seth, empujan al rock gótico en una dirección minimalista y experimental, con recursos electrónicos propios de otros estilos; y con Whispers In The Shadow intenta superar el culto actual al post punk y la new wave ochentera. Han pasado dos años desde The Urgency of Now, su anterior álbum, y el sonido rockero que define a gran parte de Yesterday is Forever ya se podía rastrear en su predecesor. De hecho, hasta los títulos de ambos álbumes dan una pista sobre la conexión temática y sonora que comparten. «Cuanto más tememos el futuro, más reciclamos el pasado», una reveladora cita extraída del tema Passion project, deja bien claro las intenciones del grupo. En Yesterday is Forever hay rock, rock oscuro del bueno, sin las manías grandilocuentes y desfasadas de los dinosaurios rockeros ni muchas de las muletas del post punk a las que estamos demasiado habituados. Y también hay espacio para temas más experimentales y melancólicos, sin abandonar el marco de su «psychedelic wave rock». Probad a escuchar las baterías y guitarras de Forever 1985 o The Horror, y decidme si no es el equivalente a desengrasar los oídos de la omnipresencia de bajos, cajas de ritmo y sintes de tanto darkwave y postpunk. Vale, está claro que no inventan nada, pero sacan a la superficie las energías adormecidas del oyente, y eso no es poco. Además, se permiten añadir esa capa de psicodelia que le da más profundidad a dichos temas con recursos como voces distorsionadas, campanas o teclados teñidos de tensión.  ...

THE WAKE: Perfumes and Fripperies (Blaylox Records 2020) Nov08

THE WAKE: Perfumes and Fripperies (Blaylox Records 2020)...

  ¿Cómo volver a la palestra después de casi veinticinco años de ausencia? Supongo que esa es una pregunta que los miembros de The Wake llevan bastantes de esos años haciéndose. Después de los magníficos Masked y Nine Ways (sí, por el medio se publicaron un par de singles, pero eso no cuenta demasiado) el riesgo de no estar a la altura o, incluso, el de repetirse un cuarto de siglo después, debió estar muy presente. Se me ocurren muy pocos casos en los que el resultado haya sido, no ya brillante, sino al menos digno. ¿Cómo volver a meterse a componer –y grabar- canciones cuando hace tanto tiempo dejaste atrás un legado tan recordado y copiado? Imagino que en primer lugar, siendo honesto con uno mismo. O al menos, intentándolo. Perfumes and Fripperies es el nuevo disco de los de Ohio y es un disco que dudo que haya dejado indiferente a nadie en la escena oscura.   A mi juicio, la solución pasa por mostrar evolución (lo de no repetirse) y, al mismo tiempo, mantener una cierta unidad con el pasado. Creo que nadie hubiera entendido un Masked 2 y tampoco un giro radical en el sonido, no los veo haciendo bossanova. A estas alturas de la película ninguna de las dos opciones hubieran tenido demasiado sentido. Y lo cierto es que Perfumes and Fripperies cumple las dos premisas: si escuchas los tres álbumes seguidos, ves cambios, ves evolución, pero nada chirría, todo rueda de manera natural. Y eso que P & F es un disco un poco irregular, se nota que no ha sido compuesto entero todo junto, sino que se han ido recuperando composiciones de estos años (de hecho, aunque en versiones diferentes a las “originales”, aparecen esos dos singles...

PANDÆMONIUM: El Principio del Fin (Gradual Hate/Neuraska Producciones 2020) Oct27

PANDÆMONIUM: El Principio del Fin (Gradual Hate/Neuraska Producciones 2020)...

El Principio del Fin es el primer trabajo (¿y último?) del combo Pandæmonium, dúo formado por el inquieto (artísticamente) Epi Neuraska y Anton Diefebus de Estigia. El primero se encarga de la música y los visuales y el segundo de las voces y poemas. Y sí, digo visuales porque Pandæmonium es un proyecto que se entiende mejor (mucho mejor, para muestra tenéis por ahí abajo un trocito de su actuación en el Festival Emergencia Sonora –Valencia, 2018-) en directo. No en vano ellos mismos se definen como Performance Audio-Visual de Poesía Negra. Claro, este tipo de “espectáculos”, prensados en plástico pierden la gracia de los propios visuales y, aunque son capaces –muy capaces- de sugerir las mismas atmósferas, tiene una digestión más difícil. Y es que es en esa difusa nebulosa en la que se puede encuadrar el spoken Word, la música industrial, lo ritual, las performances oscuras, etc, dónde se puede inscribir este Principio del Fin. Nebulosa que, como dije antes, te cubre como un frío y húmedo sudario desde el mismo momento en que empieza el disco. Hago un inciso aquí para comentar la estupenda presentación del mismo: caja de 7” atada con un lazo, artwork cuidadísimo, edición muy limitada (72 copias solamente, 66+6 como dicen ellos) y, en cuanto al sonido, un cd muy bien producido. En este, la áspera voz e Mr Diefebus va poco a poco desgranando sus textos, presentando ese apocalipsis que ya está aquí, envuelto en los sonidos fríos, oscuros y atmosféricos procedentes del señor Neuraska, creando en conjunto una de esas piezas (son cinco cortes, pero es difícil imaginar uno de ellos separado de los otros cuatro) que apetece escuchar una y otra vez, sumergiéndote en todos sus matices.   Conceptualmente, esta capital del infierno (Milton...

The Search: Heart’s Racing (Aenaos Records, 2020) Oct22

The Search: Heart’s Racing (Aenaos Records, 2020)...

En 1931, el bibliotecario y matemático Shiyali Ramamrita Ranganathan enumeró las cinco leyes de la Biblioteconomía, entre las que se encuentra la tercera: «Cada lector su libro». Extrapolando su significado, no hay duda de que cada oyente tiene un álbum de música, o más precisamente, una serie de estilos musicales predilectos. Los músicos que destacan por su calidad e innovación tienen la capacidad de llevar al oyente más allá de su zona de confort y abrir sus gustos a otros géneros, o de ensanchar la amplitud de estilos musicales ya definidos. En mi caso, me pasó con el álbum How to measure a planet de The Gathering, o con The Greater Wrong of the Right de Skinny Puppy. En Heart’s Racing, el doceavo trabajo de los suecos The Search, encontramos un álbum de indie rock que puede resultar chocante para oídos acostumbrados al rock gótico, al industrial o a otros géneros de la escena oscura. Estamos acostumbrados a temas melancólicos, agresivos, de espíritu alternativo o rozando lo comercial, bailables, cinemáticos, experimentales… pero siempre con un punto de oscuridad, aunque se vista de la más radiante (y distorsionada) luminosidad.   Dentro de los 18 temas de Heart’s Racing hay historias intimistas, cotidianas… entre las que no he encontrado ese «condimento» o especia que le da el sabor que me gusta, ni tan solo en el fondo. En su lugar, he degustado un álbum que se reviste de un pop-rock más apto para públicos amplios, con una fórmula que en ocasiones suena ochentera. Nada que objetar en cuanto a la calidad en sí de los temas, en los que encontramos una combinación de guitarras acústicas y eléctricas, y una voz agradable y suave que se convierte en la protagonista cuando surge. En palabras del grupo, Heart’s...

ART OF EMPATHY: End Of I (Aenaos Records 2020) Jul22

ART OF EMPATHY: End Of I (Aenaos Records 2020)...

El dark folk (o neofolk) es un estilo que lleva ya bastantes años de capa caída. Sobadísimo, se ha ido autofagocitando en una espiral descendente de talento, dónde casi cualquier cantamañanas con guitarrita acústica que cantara sobre la vieja Europa era sistemáticamente incluido en un género que hace tiempo que desarrolló sus mejores obras y que, ya gastado, ha quedado para poco más que recuperar esos discos ya añejos. Por fortuna hay excepciones actuales. Casi en todos los casos se dan precisamente en los proyectos dónde se aliña el epítome antes citado con un sinfín de influencias ajenas que dan una nueva (o por lo menos buena) visión a todo el conjunto. Es el caso de Rome, de Har Belex y de otros cuantos (no muchos). Y, por supuesto, porque si no no tendría sentido que hubieras leído esto, del proyecto (y el disco) que nos ocupa. Lo nuevo de Art of Empathy: End of I.   Art Of Empathy es un proyecto belga, unipersonal, que como decía antes, no se queda solamente en los recovecos estilísticos y anquilosados del dark folk, sino que imprime sus composiciones de matices que las llevan más allá, mucho más allá. Tras diez años de “silencio” (el Posthuman Decadence es de 2010), Jef Janssen se marca en este End Of I un auténtico discazo. Discazo que además viene envuelto en un precioso mediabook con treinta y dos páginas, limitado a 100 copias que merece mucho la pena (pese a que este hombre tiene todas sus referencias con licencia creative commons y descarga name your price en su bandcamp). Aenaos Records son los responsables de la edición. Una voz medio susurrada, algún sampler y las guitarras envolviendo las percusiones y las melodías de teclados. Where Souls Shine Brightest, primer...

SONSOMBRE: One Thousand Graves (Cleopatra/Post Gothic Records 2020) Jul16

SONSOMBRE: One Thousand Graves (Cleopatra/Post Gothic Records 2020)...

Queda lejos ya ese enero en el que Sonsombre (o Brandon Pybus) publicara su tercer trabajo –en un par de años-, One Thousand Graves. Queda lejos pero sin embargo, dentro del estilo que practica, es uno de los que más veces he escuchado en estos meses. Ya os he indicado otras veces, al hablar de los anteriores, que el bueno de Mr Pybus se aleja lo mínimo posible de todo lo que se puede esperar de un gothic rock absolutamente canónico: sí, en el que estáis pensando. Tanto la temática habitual de las canciones como su sonoridad, siguen presentes en este One Thousand Graves. La profunda (y ahogada) voz, las guitarras omnipresentes, la caja de ritmos, el aire cementeril y nosferatuiano de cada pieza… No hay en eso grandes diferencias con The Veils of Ending o A Funeral For the Sun, aunque sí que se aprecia un sonido quizá más depurado, aparentemente mejor producido. Pero vamos, que es muy sutil, en el fondo estas canciones más nuevas siguen radicalmente las líneas maestras marcadas en los discos anteriores.   Esta quinta referencia del sello Post Gothic tiene la virtud de llenar de niebla la habitación en cuanto empiezan a sonar los primeros acordes de Fire. No digo invocar fantasmas, pero casi casi. No Warning baja aún un poco más la temperatura y casi físicamente notas como esa humedad típicamente londinense (pese a que el señor Pybus es de Virginia) se te mete en los huesos. Una sensación que ya no te abandonará en todo el disco. Los teclados que trufan aquí y allá las atmósferas, subrayados por los riffs guitarreros y con el bajo y la caja de ritmos a pleno rendimiento, acentúan la percepción. Until the Sun Goes Down es buen ejemplo de ello....