DER HIMMEL ÜBER BERLIN: Chinese Voodoo Dolls (Unknown Pleasures Records 2019) Oct18

DER HIMMEL ÜBER BERLIN: Chinese Voodoo Dolls (Unknown Pleasures Records 2019)...

Bien es sabido de todos los lectores/oyentes de laletracapital, que hemos seguido (y dado buena cuenta) la trayectoria de los italianos Der Himmel Über Berlin desde sus comienzos, hace casi una década. Bien es sabido también (por los mismos), que es una de las bandas que más nos han llamado la atención en estos últimos años: por la sabia remezcla de influencias antiguas y nuevas; por la insultante calidad compositiva e interpretativa; porque en sus tres LPs y un EP (excluimos los directos) anteriores han reunido un puñado de canciones excelentes y este Chinese Voodoo Dolls no es una excepción. Repiten con Unknown Pleasures Records (tras Amnesia, no se han olvidado del sello, jajejijoju) y repiten formato: ese digisleeve tan ecológico (no lleva espina de plástico, es todo cartón) habitual en este sello francés y en otros. Blind Empire, entrando ya en materia, con su guitarra incendiaria y su reverberante voz (dos de las señas de identidad del cuarteto de Trieste) anuncia rápidamente que nos vamos a encontrar en este Chinese Voodoo Dolls: una amalgama perfectamente ensamblada del mejor deathrock centroeuropeo, el postpunk de corte clásico (aquí no hay lugar para pitillos pesqueros y polos abrochados hasta arriba) y el gothic rock de vieja escuela. Con todo esto a lo mejor estás pensando que DHUB miran más hacia atrás que hacia adelante. O que se han quedado anclados en viejas tonadas. Sin embargo, no es del todo cierto. Desconozco la razón exacta, pero la banda consigue sonar moderna y actual, original y creativa, pese a las influencias descritas. Salvation (tras una Totentanz quizá más canónica) da fe de esto. Fog Machine mantiene perfectamente el pulso con esa afiladísima (y muy distorsionada) guitarra. Menos de un minuto que sirve de introducción para una Revenge que...

CRYSTAL SODA CREAM: Things Don’t Talk (Wilhelm Show Me The Major Label 2019) Sep30

CRYSTAL SODA CREAM: Things Don’t Talk (Wilhelm Show Me The Major Label 2019)...

Los austríacos Crystal Soda Cream son viejos conocidos de estos lares. Tuvimos ocasión de comentar hace ya algún tiempo dos de sus anteriores trabajos (Escape from Vienna y Rationale Arbeitsschritte, de 2013 y 2016 respectivamente) y ya dijimos que nos parecían dos pequeñas joyas más que rescatables de toda la patulea de nuevos intérpretes calcos de los viejos de siempre. Crystal Soda Cream nos parecían (y nos parecen) un remanso de calidad en medio de tanta copia, un grupo con influencias claras (meridianamente claras) pero bastante originales en sus planteamientos y con una indudable calidad, tanto en la composición como en la interpretación. El trío formado por Theresa Adamski, Philipp Forthuber y Sebastian Ploier vuelve ahora (volvió en realidad justo antes del verano, allá por finales de junio) a la carga con un nuevo disco: Things Don’t Talk.   Things Don’t Talk lo publicó Wilhelm Show Me The Major Label en cassette (limitado a solo 99 copias) y en formato digital, desconozco si saldrá en algún momento en vinilo o en CD. Sabéis bien que no soy demasiado fan de las cassettes, me parecen un formato obsoleto, cuya época pasó y que no aporta demasiado hoy en día. Pero oyes, uno tiene su corazoncito y de vez en cuando, la nostalgia se apodera de mí y me hace tilín el tener, de nuevo, en mis manos uno de estos artefactos que suenan regular, se estropean fácilmente y son ciertamente engorrosos. Ay la añoranza que mala es.   Dejando aparte ejercicios de recuerdos, Things Don’t Talk es un estupendo trabajo. Ocho temas que redundan en las atmósferas frías, tensas, oscuras pero en este caso con cierta mayor agresividad. Aires de pasadas décadas (los ochenta desde luego) presentes en todo el trabajo, guitarras más presentes que...

JUJU: Maps and Territory (FuzzClub Records 2019) Ago02

JUJU: Maps and Territory (FuzzClub Records 2019)...

FuzzClub Records sigue empeñada en lanzar y promover productos bastante chulos y bastante alejados de cualquier atisbo de comercialidad. O quizá sea en parte eso lo que los hace chulos, no sé. The Underground Youth, A Place to Bury Strangers, Sonic Jesus, 10000 Russos, Dead Skeletons o The Telescopes son algunos de los habituales del sello londinense. Y, por supuesto, Juju, que es quien nos ocupa. Maps and Territory es su tercer largo (el segundo con este sello) y dibuja su sonido en algún extraño lugar equidistante entre el rock ruidista, el funk loquísimo y la oscuridad bien entendida. Con toques de otras cien mil cosas. Originales. U original, mejor dicho pues Juju es el proyecto del palermitano Gioele Valenti. Él se encarga de tocar y grabar todos los instrumentos y de componer todos los temas. Cuenta con la ayuda, en esta ocasión, de Goatman (algunas percusiones, djembé y órganos en I’m Trance) y Amy Denio (saxo barítono en Archontes take control). Es francamente complicado definir con un mínimo de exactitud el desarrollo melódico que propone el de Sicilia, pero intentaré contaros algo de cada una de las canciones. Master And Servants abre el CD. En canal. Es el tema más breve del disco, pese a sus más de cinco minutos. Mantras que se repiten como debe de ser, bucles instrumentales… una de esas piezas deliciosamente retorcidas. Bella a la par que inquietante. Para escuchar a oscuras o con los ojos cerrados. I’m In Trance juega con ritmos más o menos funkys y más o menos de inspiración africana para ir acercándose a algún sitio difícil de reconocer a simple vista. Los efectos en la voz y en las guitarras la emparentan con el resto del disco. No me termina de llegar al mismo...

GOLDEN APES: Kasbek (Aenaos Records 2019) Jul05

GOLDEN APES: Kasbek (Aenaos Records 2019)...

Veinte años de Carrera, diez discos. Veinte años de elegancia oscura. Veinte años de simios dorados. Kasbek podría ser la respuesta a esos veinte años. O no serlo, que en el fondo daría lo mismo. Porque Kasbek lo que sí es, aparte de una montaña en Georgia y del destino de Prometeo en el mito griego, es lo último de estos berlineses a los que tanto admiramos en estas letras. Publicado por Aenaos Records (reencarnación de Af Music o, al menos, heredera de su catálogo), las doce canciones que lo integran son, de nuevo, la demostración de estilo y de buen gusto a lo que los de los hermanos Lebrecht (y compañía) nos han acostumbrado en estos años. Doce canciones sin estridencias, oscuras, bellas, combinando tempos diferentes pero con esa elegancia oscura tan propia de la banda. Esa galanura que llevan demostrando todos estos años.   Kasbek se abre con Oblivion (a la sazón primer single también del disco). Es un tema que va ganando velocidad según va transcurriendo, partiendo de un ritmo medio y con la constante de la voz profunda y grave de Peer Lebrecht manejando perfectamente la situación. Dibujos de guitarras (Gunter Büchau está inspiradísimo) y bajos, como siempre a cargo de Christian Lebrecht, apoyados en una batería marcada y protagonista, con teclados en segundo plano. De nuevo la palabra elegancia me viene a la lengua mientras escucho la canción. Elegancia que no se pierde, para nada, en el segundo corte: Vento. Más acústica esa guitarra que la anterior, de nuevo un ritmo sencillo (que no simple) de batería acompaña toda la tonada. Funebreo (me encanta la palabra) de la vieja escuela. Pero no del del murcielagueo, están más cerca de unos And Also the Trees subidos de guitarras que de...

THE UNDERGROUND YOUTH: Montage Images of Lust & Fear (FuzzClub Records 2019) Jul04

THE UNDERGROUND YOUTH: Montage Images of Lust & Fear (FuzzClub Records 2019)...

Pues así como el que no quiere la cosa resulta que The Underground Youth han cumplido ya diez años. Diez años bastante prolíficos, con un buen puñado de elepés y de singles, Eps, etc a sus espaldas. Este Montage Images of Lust & Fear que recientemente ha presentado Fuzz Club Records es de hecho el décimo de los largas duraciones de los de Manchester (afincados en Berlín). Nueve canciones densas y oscuras lo llenan y a nosotros de ese inconfundible placer que nos proporcionan (al menos hasta ahora ha sido así) los Dyer et al. Es dificilísimo encasillar al grupo en un estilo determinado, pues es de esos que cuando crees que tienes clara la etiqueta se desmarcan con un tema que nada tiene que ver con los anteriores. Y eso que, al menos aparentemente, las influencias son claras. Rock pantanoso, densidad oscura, toques shoegaze, otros más (aún) distorsionados, aires postpunk, un poquitín (no mucho) de sazón indie… yo que sé, reúnen, mezclan y juegan con todo lo que tiene que ver con esa “otra cara” del rock. Sin concesiones, mejorando en directo (más si cabe), sin deudas impagadas. Ah y algo de blues también, claro. A lo señor Cueva… Montage Images of Lust & Fear sigue más o menos en los planteamientos citados aunque, qué duda cabe, les da una vuelta de tuerca más. Se nota una cierta evolución pero todo lo que había en los tremendos (y magníficos) What Kind Of Dystopian Hellhole Is This?, The Perfect Enemy For God, Haunted o Voltage permanece inalterable. MIoLaF es una estupenda colección de canciones. Desde la repleta de tensión no necesariamente resuelta (de nuevo Nicolás en mi cabeza) The Death Of The Author a la rabia de la nerviosa Sins. De la belleza extraña...

DER BLAUE REITER: United, Yet Divided (Dark Vinyl 2019) Jun24

DER BLAUE REITER: United, Yet Divided (Dark Vinyl 2019)...

POR FIN, por fin, por fin, llega a mis viejas y resecas manos lo último de Der Blaue Reiter, el proyecto (ahora en formato dúo con Cecilia Bjargo, aunque cuenta con las colaboraciones de Lady Nott y Maria Montes) de Sathorys Elenorth: United, Yet Divided. Como suele ser norma en el combo, United, Yet Divided es un trabajo conceptual, en este caso sobre la guerra fría y, en general, sobre ese siglo XX tan marcado por el muro de Berlín, las dictaduras a ambos lados del muro, etc. Musicalmente, aunque sigue entroncado en el dark folk marcial con toques neoclásicos, el sonido ha ido a lo largo de los años enriqueciéndose con elementos melódicos diversos y, en términos generales, ha adquirido mayor profundidad y variedad. Este sexto trabajo de DBR está publicado el 7 de junio por Dark Vinyl en vinilo y en ecopack (esa especie de digipacks totalmente de cartón, sin espina plástica) de precioso artwork que incluye un cuidado libreto con letras y textos. Es la edición que nos han enviado y la que estamos comentando. Digo esto porque hay dos temas exclusivos que no aparecen en el vinilo: United, Yet Divided (1961-1989, The Berlin Wall) y From A Distant World (2018-2019, The Worry Is Back y este a su vez contiene otros dos que no están en el CD: Spring In Prague (1968, The Czechoslovakian Uprising) y Hunger For Gold (1984, While Romania Is Starving). Vamos que lo suyo sería comprarse ambas ediciones. United, Yet Divided comienza con Prologue (1945, Peace in Europe – The Start Of A New Era). Ha terminado la Segunda Guerra Mundial y la paz llega a Europa (al mundo en realidad, pero si excluimos Hiroshima y Nagasaki, lo “gordo” de la guerra” fue en Europa). Es...

SONSOMBRE: A Funeral For The Sun (Post Gothic 2019) May22

SONSOMBRE: A Funeral For The Sun (Post Gothic 2019)...

Cuatro individuos para iniciar el germen del gothic rock. Tres para explorar órbitas cercanas a la Tierra, o para ponerse máscaras caprinas y atizar percusiones. Dos para dar cabida a una prole de gélidas bandas basadas en sintetizadores, con letras depresivas para góticos y modernos… ¿y uno? ¿se puede marcar diferencia con un proyecto unipersonal? Sonsombre es el proyecto personal de Brandon Pybus (Northern Virginia, EEUU), con la intención de recrear el sonido de Sisters of Mercy, Suspiria, Rosetta Stone, NFD y otras bandas de espíritu noventero. Brandon Pybus se encarga de todo el proceso de composición y grabación de los diferentes instrumentos, incluida su voz. Hay otros casos de propuestas similares, como Lockhowl (también en el sello Gothic Music, anterior encarnación de Post Gothic) o God’s Own Medicine. Si el primero muestra una tendencia hacia sonidos más metaleros y el segundo recuerda (calidad incluída) a una estrella de los 80 como The Mission, Sonsombre hace rememorar en A funeral for the Sun, efectívamente, un montón de diversos grupos de gothic rock y rock oscuro. El álbum empieza con Nocturnal, un tema que sirve de introducción y declaración de intenciones. En su primer minuto se presentan unos teclados que instintívamente recuerdan a Kiss, la intro de London After Midnight a su genial Shatter (All My Dead Friends). El recuerdo es un acto reflejo, no tanto porque sea una intro idéntica (el ritmo y los adornos cambian completamente, la atmósfera es oscura y clásica) como porque LAM ya están indefectíblemente inscritos en el ADN de la corriente gótica. Cuando se desvanecen los teclados, Nocturnal desemboca en una explosión de guitarras estridentes, bajo y batería que amplían la base de la intro; un poco después, la voz impostada y dramática de Brandon, escuela Eldritch, se presenta...

CULTURE KULTÜR: Humanity (Caustic Records 2019) May10

CULTURE KULTÜR: Humanity (Caustic Records 2019)...

Ya era hora. Ya era hora de que me pusiera con Humanity, el último disco de Culture Kultür. Ya era hora. Ya era hora diréis muchos, salió a primeros de año en Caustic Records. Pues sí, ya era hora, sí. Pero es que es un disco, para mí, tremendamente difícil de comentar. ¿Porque es un mal disco? En absoluto. ¿Porque lo voy a comentar por compromiso y así, mejor ni hacerlo? Pues tampoco. La cuestión, como suele ser casi siempre, es bastante más sencilla y al mismo tiempo, bastante más complicada. Y personal además. Os cuento.   Culture Kultür no deberían gustarme. No deberían gustarme nada de nada. Su mezcla de EBM clasicón, synthpop y darkwave (también de corte clásico) me echa para atrás muchas veces a la hora de acercarme a un sonido. Me he criado con los teclados depecheros, como muchos, pero eso solo ha servido, años mediante, a que me interesen DICHOS teclados depecheros. Y solo los anteriores (en general) a 1990. Por tanto, la preponderancia casi exclusiva de teclas, la ausencia de guitarras, los ritmos programados, etc, etc etc debería de descartar a Humanity (y por extensión a Culture Kultür) de mis altares. Como sucede exactamente con casi la totalidad de grupos que se mueven en parámetros similares. Sin embargo, no es así. Culture Kultür me gustan bastante, por resumirlo en una palabra y Humanity, sinceramente, me ha encantado. Por difícil de creer que parezca, que lo parece. No tengo ni la más remota idea de que es lo que hace este disco, este grupo, diferente a todo lo demás del género. Por eso decía al principio que me resultaba muy difícil comentar este disco. Llevo dándole vueltas desde la primera vez que escuché aquel Refugee que lanzaron como adelanto....

BROTHERHOOD: In the Violet Hour (Post Gothic 2019) Abr20

BROTHERHOOD: In the Violet Hour (Post Gothic 2019)...

Los que seáis fieles lectores de laletra (y/o seguidores del podcast), sabéis de la especial devoción que sentimos por cierto dúo sueco de fraternal nombre. Desde un ya lejano 2012 en el que osaron sacarse un discazo como aquel Turn the Gold to Chrome, han ido editando nuevos trabajos y sacando nuevas canciones que no han sido refrendado lo que pensaba de ellos hace siete años: combinan con sapiencia y soltura instrumental lo mejor del clasicismo siniestro, del de antes de popularizarse el término gótico, con el aire melancólico y elegante de los mejores Depeche Mode y en ocasiones con la frialdad del afterpunk más añejo. Esto, que no dejaban de ser más que unas cuarenta palabras que intentaban describir una sensación, una etiqueta, un simple intento de definición, han ido corroborándolo y sosteniéndolo durante estos años. Y esto es precisamente lo difícil. Cualquiera (es una forma de hablar) puede sacar un buen disco. Pero pocos, muy pocos, consiguen tener por un lado un sonido absolutamente personal y reconocible y, por otro, ir mejorando y evolucionando canción a canción, sin perder además un ápice de la esencia. En el caso concreto de este In the Violet Hour, es bastante (creo) absurdo desgranar tema a tema el disco. Los nueve cortes se mueven en parecidos derroteros. Gothic rock, darkwave, teclados bien entendidos, voces cuidadas, ritmos que exudan sabiduría, melodías tremendas y siempre por encima de lo demás… Recuerdan a todo sin parecerse a nada. Hay piezas más “bailables” (en pista sini se entiende) como Rain o Shadows (tema que ya conocíamos en otra versión ligeramente cambiada, pues salió como single hace un par de años), otras más “reflexivas” como Down o Voices… Aunque realmente todas pueden funcionar de una manera parecida, no hay grandes cambios...

FRANK THE BAPTIST: Road Omen (Alice In… 2019) Abr09

FRANK THE BAPTIST: Road Omen (Alice In… 2019)...

Si algo es complicado a día de hoy es sacar buen material en los tiempos que corren, en los que parece que las modas pasajeras y la falta de inspiración son la nota dominante en la mayoría de los casos, pero si encima le sumas a esto la capacidad de poseer un estilo propio, ya se convierte en una ardua tarea bastante compleja de ver en estos nuevos tiempos en los que las piezas del puzzle encajan con cada vez más dificultad. Tras cuatro discos, Frank the Baptist siguen teniendo la facilidad de ser reconocibles desde el primer acorde. Directamente, se podría decir que te pueden gustar o no gustar, pero personalidad tienen, y mucha. Siempre pensé que ellos podrían definir de motu proprio el sonido “steampunk”, más que gótico, debido a su sonido añejo, sus continuas y variadas referencias “vintage”, y su imagen de piano bar con olor a opio y a Bourbon. Tras las aventuras y desventuras de Frank, en el proyecto “crooner” Telegram Frank, y tras una larga temporada dedicado a otros menesteres, el capitán Frank ha vuelto a salir de la tripa de la ballena para arrojarnos este nuevo disco, llamado “Road Omen”, con nueva banda y con un buen soplo de brisa marina en forma de grandes canciones, de hecho las mejores de su carrera, y que mantienen impoluto el sello de la casa como si alguien dudase de que no iba a ser un auténtico lanzamiento de Frank the Baptist. El primer arponazo llega de la mano del primer sencillo “Second Halloween (you better run)», debidamente salpimentado con un sugerente vídeo en el que el mensaje mandado a la audiencia es bastante más sugerente de lo revelado en el título de la canción. Para ser honestos, me parece...