EDREDON: Yuri Triem (Origami Records 2013) Dic31

EDREDON: Yuri Triem (Origami Records 2013)...

Los madrileños EdredóN acaban de dar a luz (bueno, exagero, salió a finales de octubre) su segundo trabajo tras el esperanzador debut de hace tres años. Yuri Triem es su nombre y da una vuelta de tuerca a lo ya demostrado en el disco citado: pop, electrónica, buen gusto… krautrock, sintetizadores de sabor añejo, indie… atmósferas, capas, tejidos futuristas… podríamos seguir así dos horas y, por fortuna, no estaríamos ni un centímetro más cerca de “definir” lo que la banda entrega en este CD. Si algo distingue al quinteto (ahora mismo cuarteto), aparte del eclecticismo absoluto, es la también absoluta no-intención de sonar como nada, como nadie. La tremenda capacidad para ser distintos en cada canción, incluso dentro de la misma canción. Eso tiene un ligero defecto, que se acentuaba en su disco homónimo: lo deslavazado del concepto hace parecer casi un recopilatorio cualquier disco, cada tema parece no tener nada que ver con sus “hermanos”. En Yuri Triem, si bien el eclecticismo se mantiene, las diferencias se han limado un poco (probablemente la producción de Sam Willis tenga bastante culpa) y hay una mayor unidad estilística. Identidad lo llaman. Pues bueno, creo que, lo sea o no, es lo de menos. A mí me gusta que requiera un esfuerzo encontrar puntos de unión, nexos entre canciones, incluso referencias e influencias, numerosas pero no tan obvias. Me gusta que no sea sencillo encajonar, clasificar, cuadricular a un grupo. Intentemos, pese a todo, dar algunas pistas. Yuri Triem se mueve con desparpajo en una tesitura redondeada, plástica, como de futuro setentero. Como un cruce entre 2001 y cualquier fantasía de anticipación de la época. Un toque pulp, un toque vintage (que se lleva mucho ahora el palabro). El uso indiscriminado de teclas de inspiración analógica...

FUNERARY CALL: The Mirror Reversed – Part 1 (Cyclic Law 2013) Dic31

FUNERARY CALL: The Mirror Reversed – Part 1 (Cyclic Law 2013)...

El legendario proyecto canadiense Funerary Call (o lo que es lo mismo, Harlow Macfarlane) recala ahora en Cyclic Law y presenta un nuevo mordisco: The Mirror Reversed (según la promo Part I aunque en el disco no se indique el ordinal). Limitado a quinientos ejemplares, en cuidado digipack diseñado por Dehn Sora y masterizado por el propio Frederic Arbour, estamos ante un larguísimo (y único) corte de más de cuarenta y siete minutos que trata de reflejar lo que representa, siempre desde el personalísimo punto de vista de Macfarlane, el Árbol de la Muerte, como contrapunto del Árbol de la Vida, ambos de la tradición cabalística hebrea, luego adaptada por innumerables religiones y creencias. Ya sabes, los sefirot o las diez emanaciones de Dios (Kéter, Jojmá, Biná, Jesed, Gevurá, Tiféret, Netsaj, Hod, Yesod y Maljut) a través de cuyas “bondades” se creó el mundo y sus contrapuestos Qlifot, como caras o huestes de la maldad (Taumiel, Jaigidel, Satariel, Gamjikot, Golajab, Tagirion, A’arab Zarqa, Samael, Gamaliel y Nehemot). No deja de ser, si profundizas un poco, un sistema medio mitológico, medio teosófico bastante interesante, todo esto de la Cábala y la Gematría. Incluso dejando aparte posteriores esoterismos. Centrándonos en el disco en sí, se comprende que desfilan por esa inspiración, demonios, diferentes estratos infernales, distintas entidades que reinan de algún modo en ese caos informe que describen esas añejas tradiciones. El bueno de Macfarlane lo intenta, como viene siendo norma en el proyecto, a través de un negrísimo black ambient, oscuro, malsano y, por supuesto, delicioso y embriagador. Es complicado definir adecuadamente un disco como este The Mirror Reversed o, por lo menos, ser lo bastante ajustado como para que te hagas una idea ANTES de escucharlo. Es complicado por lo de siempre, es difícil...

PARHELION & ZAC KEILLER: Farthest North (Cyclic Law 2013) Dic31

PARHELION & ZAC KEILLER: Farthest North (Cyclic Law 2013)...

Farthest North es el nombre que recibe la colaboración musical entre el proyecto canadiense Parhelion y el artista australiano Zac Keiller. Ambos caballeros se han especializado en los últimos tiempos en darle forma sonora a paisajes desolados, si bien el amigo Keiller lo hace desde un punto de partida más experimental y un poco menos ambiental que el del oscurísimo Ihor Dawidiuk. En este caso la “musa” e inspiración es el más lejano norte del título y dicho nombre no podría ser más acertado. El frío, desolado, solitario e inmenso norte. El helado. La intención es hacer sentir al escuchante las sensaciones y sentimientos que pueda generar ese tipo de paisaje y a fe mía que lo logran. En ocasiones acercándose a los mejores Lycia (que también tuvieron su acercamiento al tema en Cold, aunque fuera desde otro prisma), en otras desde una perspectiva más orgánica, en otras más experimental. Un disco que combina perfectamente momentos de gran densidad con otros de delicada y casi minimalista belleza. A través de loops sonoros, samplers, voces susurradas, casi murmullos, un sinfín de elementos que en conjunto atrapan al oyente, lo sumergen en esa sensación de amplitud helada, de paisaje infinito, terriblemente bello. No estamos no obstante, ante un trabajo narrativo, no hay una continuidad entre los temas que desarrolle un discurso coherente, sino que se trata de uno de esos discos casi conceptuales que hace de sus siete temas, siete pedazos, siete maneras de observar y recrear esos panoramas inmensos de hielo y nieve. Atmósferas recreadas, opresivas en por ejemplo In The Midst of Eternal Ice. Ambientes fríos, helados, muertos en su desolación, en el tema homónimo, Farthest North. Para mí, los dos mejores cortes del CD, si bien es complicado destacar alguno, tanto por el...

CANIS LUPUS: Shape Of The Ghost (Gothic Music Records 2013) Dic27

CANIS LUPUS: Shape Of The Ghost (Gothic Music Records 2013)...

Últimamente la otrora mucho más metálica Suecia (obviemos ABBAs y Roxettes) es un vergel en el que resplandecen (es un decir) un buen puñado de bandas góticas, en el sentido más purista del término. Incluso en laletracapital nos hemos hecho eco de los trabajos de grupos como Brotherhood, Ritual Reaper o Les Fleurs Du Mal. Sí, ya sé que justo estos tres son malos ejemplos pues, si bien sí son de ese trozo de Escandinavia, no son estrictamente góticos. O al menos, no solo. Con Canis Lupus (gran nombre) haremos una excepción: comentaremos un álbum de un grupo sueco tan puro en sus planteamientos Gothicrockeros que la propia promo define como el encuentro entre Sisters Of Mercy y Nosferatu. Vamos, más auténtico y clásico que el sombrero con chorreras. Tanto que de primeras echa para atrás, musitando aquello de “otro grupo más de guitarras, caja de ritmos y voz cavernosa”. Llámalo prejuicios pero es que hay taaaaantos grupos por ahí haciendo eso mismo… repitiendo una y otra y otra vez los mismos esquemas, los mismos riffs, los mismos ganchos incluso… Bueno, confiemos en el proverbial buen gusto de Mr. Terramortis (capo de Gothic Music Records) y en lo que parece prometer el excepcional libreto de veinte páginas que acompaña al CD. Play. Canis Lupus no son unos recién llegados a este palo, si bien este Shape Of The Ghost es su primer “plástico”. Se formaron en 1999 y han ido sufriendo cambios de formación, separaciones y “arrejuntamientos” desde entonces. Tienen varias demos repartidas aquí y allá y una trayectoria de conciertos bastante respetable en una banda sin nada publicado oficialmente. Hasta ahora. Shape Of The Ghost recupera algunas canciones de demos anteriores y, sin ser un exhaustivo recopilatorio, tiene ese toque deslavazado entre temas,...

THE FLOOD: In Love Or Despair (Danse Macabre 2013) Dic17

THE FLOOD: In Love Or Despair (Danse Macabre 2013)...

Hay electrónica y electrónica. Indudablemente. Depeche Mode son electrónica. Deine Lakaien también. Y Front 242, por seguir con los clásicos (he estado tentado de citar también a Vangelis, hablando de clásicos, pero sería a lo mejor rizar el rizo). Y, por supuesto, toda la cohorte de Ebemeros más o menos duros, más o menos oscuros. Lo dicho, hay electrónica y electrónica. Reconozco que cuando recibí este disco (cortesía de Danse Macabre) y el resto de los que lo acompañaban (próximamente, pero no en los mejores cines, en estas mismas páginas) me surgieron dudas. Qué puedo yo decir de un disco de este estilo, etc, etc. Pues lo primero que debo decir es que lo que aquí hace Mr. Hof es pop. Fundamentalmente pop. Basado en sintetizadores, sí; a ratos bailable, también; con ramalazos oscuros e influencias de la darkwave (fundamentalmente de la germana de los noventa), claro. Pero pop, pop de lo más resultón. Muy bien hecho, por cierto. El proyecto de Markus Hof (aunque cuenta con la “ayuda” de Manuel Richter y de las guitarras de Thomas Haubner de cuando en cuando) debuta en CD largo con este In Love Or Despair (tras su Something In The Way, ep del año pasado) y lo hace desarrollando sus composiciones en algún lugar intermedio entre el tecnopop primigenio y las grandes y electrónicas bandas alemanas de la década antes citada. Lo hace sin esconder influencias, recubriendo la sobresaliente voz (a la altura de los mejores, si no por encima) de un pelaje típicamente sintético, tan frío, tan bailable, tan delicioso como puedas imaginar. De vez en cuando además, adoba lo anterior de oscuridad bien entendida y de alguna manera abandona un poco la “felicidad” y lo cristalino de ese sonido que tan fácilmente etiquetan por...

THE DARK SHADOWS: Autumn Still… (Select-A-Vision Records 2013) Dic16

THE DARK SHADOWS: Autumn Still… (Select-A-Vision Records 2013)...

Existen un sinfín de grupos que manejan perfectamente bien su estilo, que son capaces de ampliar horizontes, de trascender lo meramente formal y que, ajustándose a los parámetros con los que han decidido acometer la intención de expresarse artísticamente, logran exactamente lo que se proponen, sin alejarse un centímetro de SU género escogido. Existen, lógicamente, aún más grupos que tratan de llegar a lo anterior, pero que fracasan en el intento. No consiguen sonar lo bastante bien o no consiguen superar sus propias influencias y se convierten en “más de lo mismo”. Del mismo modo, existen otras bandas (pocas, muy pocas, estas son muy escasas) que lo que hacen es (a fuerza de mezclar gustos, influencias, inspiraciones, …) tremendamente diferente a cualquier cosa que hayas oído antes, siendo al mismo tiempo tremendamente sencillo rastrear algunas de sus innumerables raíces. Bandas que suenan distinto a todo, pareciéndose a la vez a un montón de grupos y estilos, lo suficiente como para resultar atractivas al público potencial de todos esos estilos. De entre estas pocas, algunas (poquísimas) consiguen también resultar excepcionales dentro de lo ya original. Exquisitas dentro de lo excepcional. Delicadas y elegantes perlas con las que te encuentras muy de vez en cuando pero que cuando lo haces no puedes sino rendirte a lo obvio. The Dark Shadows son, para mí, una de estas delicatessen. Un trío de sydneysiders que mezclan sin ningún tipo de vergüenza (ni falta que les hace) afterpunk, siniestreo, rock’n’roll y cualquier estilo que se os ocurra que acabe en billy para hacer un sonido tan personal como accesible, tan trabajado como refinado. Autumn Still… es su segundo disco largo y se presentó recientemente en vinilo limitado a 333 ejemplares y en digipack. Compendia tema de sus recientes singles (Eisbar,...

STEREOMOTION: Days Of Faith (Danse Macabre 2013) Dic09

STEREOMOTION: Days Of Faith (Danse Macabre 2013)...

La electrónica bailable nunca ha estado entre mis estilos preferidos. Vaya por delante. De hecho, nunca he escuchado nada de ese palo que me haya llamado lo suficiente la atención como para merecer una segunda escucha. Electro (y sus doscientos mil apellidos, tan imaginativos como fatuos y, en muchas ocasiones, sobreactuados), EBM o ese grandioso saco de la electrónica oscura que llenó de bakalas los antros góticos de mediados de los noventa. Mentiroso el saco, también, pues oscuro, oscuro, lo que se dice oscuro… Y todas las infinitas variantes, subvariantes, fusiones entre estilos, zarandajas varias. Que si Harsh, que si Aggrotech, que si, incluso, Futurepop, Synthpop, etc, etc. O sea teclados, ritmos acelerados (dichosos bpm) e intención bailable. Durante muchos años, para mi chunda chunda con más o menos ínfulas. Para más INRI, de un tiempo a esta parte, casi todos esos estilos acumulan el adjetivo Old School o el prefijo Nu. Sin medida ninguna, además. Etiquetas todas que me han dejado siempre bastante frío. Por ser suave. Pero, indudablemente, me he hecho mayor. Mal que me pese. Y los años me han dado el suficiente juicio (vosotros diréis si es malo o bueno, a mí a estas alturas me da bastante igual) como para intentar hablar o reseñar o criticar un disco tratando de ser objetivo y de salirme del guión que me plantea mi propio gusto personal, que a nadie más que a mi concierne. Salirme de la obviedad de discriminar en “bueno” o “malo”, lo que solamente significa “me pone” o “no me pone”. Y llego a conclusiones, claro. Si puedo discernir y hablar de algo saliéndome del corsé del paladar propio, si puedo ser capaz de explicaros (hasta el punto de que os aumenten o disminuyan las ganas de acercaros...

AFTER DUSK: End Of Our Days (Gothic Music Records 2013) Nov22

AFTER DUSK: End Of Our Days (Gothic Music Records 2013)...

A mediados de los noventa Alemania se llenó de grupos que, decididos a recuperar la esencia ochentera del gothic rock de guitarras y voz profunda (no daré nombres, no hace falta), renovaron un género que ya en aquel momento se debatía entre ramalazos electrónicos y asimilación de otros estilos que algún iluminado consideró tangentes y que terminaron con la escena tal y como se conocía. Nombres como Dreadful Shadows, Love Like Blood o un largo etcétera, se diluyeron intentando (normalmente a través de endurecer guitarras y aproximarse al metal) reinventarse, quedando en una especie de tierra de nadie que fue el germen del Gothic Metal y el canto del cisne de casi todos ellos. Algunos todavía los recordamos, todavía nos estremecemos con esos discos ya añejos y mira que algunos, bastantes de ellos, han envejecido fatal. Pero ¡ay! Resulta que llevamos unos pocos años donde no estamos solos, un lustro escaso en el que hay un puñado de bandas empeñadas en rescatar aquel sonido, esos años. Unos cuantos proyectos que se apoyan en ese recuerdo, en esas influencias, para desarrollar su propio estilo. Aquí hemos hablado de muchos de ellos, de algunos mejor y de otros sin tanta alabanza. Sucede que da la sensación de que ha habido un desplazamiento geográfico en ese seguir el palo y parece que ya no está todo tan centrado en Alemania (Centroeuropa, ja). Sigue habiendo buenas bandas allí, claro, pero se ha producido una cierta “democratización” geográfica y a día de hoy, Suecia y Grecia (entre otros) son naciones bastante pujantes en esto del Gothic Rock de raíces. La sorpresa viene de los helenos (en Escandinavia siempre ha habido escena); la sorpresa, en este caso, se llama After Dusk. End Of Our Days es su primera referencia discográfica...

NEW MODEL ARMY: Between Dog And Wolf (Attack Attack 2013) Nov11

NEW MODEL ARMY: Between Dog And Wolf (Attack Attack 2013)...

Es difícil pensar en algo relacionado con la música sin que salga a relucir NMA… NMA es, y será, algo muy especial para mí. Por lo que significa en mi vida ‘musical’, porque siempre recurro a ellos cuando no sé que escuchar… por tantas cosas. Es un grupo recurrente, nunca te falla. Despues de más de 30 años en la música y con una extensa discografía a sus espaldas (doce álbumes en estudio, más otros tantos en directo, rarezas, proyectos en solitario…) poco se les puede reprochar. O sí. Reconozco que hace varios trabajos que NMA dejaron de sorprenderme (con el Today Is A Good Day recuperé la esperanza). Desde el The Love of Hopeless Causes (1993) no me ha impresionado ninguno de sus trabajos. Sí, es verdad que en todos los discos tenían una o dos canciones que destacaban, pero de esas dos canciones no pasabas, por más oportunidades que le dieses.Se volvieron previsibles, monótonos y demasiado constantes y repetitivos en sus composiciones. Nada nuevo que aportar al mundo, nada. NMA siguen siendo NMA pero últimamente les falta algo que todavía espero que llegue. Con el Today Is a Good Day parecía que casi lo habían conseguido y con este nuevo trabajo tenía la esperanza de que nos lo volviesen a ofrecer. Esa rabia, ese enfado con el mundo…, además prometía, tenían todo lo necesario: muy buenos músicos, reconocido productor (Joe Barresi, que ha trabajado con Melvins, L7, The Jesus Lizard, Tool, Queens Of The Stone Age, Bad Religion, Soundgarden…), lo que le daba una energía inesperada en comparación con los últimos trabajos. O eso creía yo. Y llegó el esperado día… pero no llegó la sorpresa. Era un trabajo monótono, lineal. ¿Tribal? Dónde, o qué se supone que es lo tribal que...

VIOLET SKY: Demo (Autoproducido 2013) Nov10

VIOLET SKY: Demo (Autoproducido 2013)...

Una de las mayores satisfacciones que me produce (y no es de ahora, es de siempre) esto de escribir sobre música es, sin duda, la posibilidad de conocer nuevas bandas y más si, como es el caso, te permiten conocerlas en “estado de demo”. Los tiempos de las maquetas en cassette ya pasaron y hoy en día, lógicamente, las posibilidades de hacer algo con un mínimo de calidad sin gran inversión económica y de manera más o menos artesanal son enormes y están al alcance de casi cualquier artista. Así, actualmente es difícil diferenciar muchas veces los “productos” autoproducidos de los que tienen detrás compañías discográficas, etc, etc. Además esas mismas “nuevas” tecnologías permiten que no existan fronteras, que sea igual (o casi) de sencillo conocer lo que están haciendo cuatro muchachos en un garaje de Tbilisi que dos calles más allá de donde vivas. Todo esto podría banalizar las sensaciones que se producen al acceder a dicho conocimiento, pero, por fortuna, la satisfacción sigue siendo la misma, eso no ha cambiado un ápice, no se ha perdido. Es más, se acrecienta ésta cuando el grupo que te envía su demo es de fuera, no por nada concreto, sólo por lo que tiene de universalización del trabajo que haces. Suma más, claro. Un buen amigo, colaborador de estas letras, me habló de Violet Sky. Me habló muy bien, quiero decir. Tanto que creó unas expectativas tal vez demasiado grandes, pero bueno, consiguió que me pusiera en contacto con el grupo y ellos gentilmente me enviaron su demo. Tras una primera escucha, debo decir que no cumplieron las ideas que me había hecho sobre ellos. Me parecieron correctos sin más, con grandes y marcadas influencias que me dio la sensación de que deslucían el resultado...