DYSTOPIAN SOCIETY: Overturned Reality (Autoproducido-Danse Macabre 2015) Oct16

DYSTOPIAN SOCIETY: Overturned Reality (Autoproducido-Danse Macabre 2015)...

Tenía impaciencia por escuchar este nuevo trabajo de los florentinos Dystopian Society tras el anuncio por parte de la banda de que en septiembre de este año estaría disponible su nuevo álbum. Editado en formato CD en una edición de 1000 copias (en formato CD y descarga digital), tendremos que esperar a que algún sello/distribuidor se anime a editarlo en formato vinilo. Un trabajo autoproducido por la propia banda con un resultado espectacular. Las expectativas para este nuevo disco de la banda eran muy altas visto el excelente resultado de los anteriores trabajos, “Dystopian Society” (EP, 2011), “Cages” (LP, 2012), un split compartido con los griegos Era of Fear (2014) y “Violations” (EP, 2014). Dystopian Society nos ofrecen en este nuevo trabajo, 8 temas con los que nos ofrecen unos de los mejores sonidos Deathrock – Dark Punk – Post Punk que se ejecutan actualmente en Europa. Un cóctel perfecto de actitud punk con los sonidos oscuros de inicios de los años 80 y que les funciona realmente bien, convirtiéndolos en una banda que han pasado de ser una “promesa” a convertirse en una auténtica realidad. Max y Sara, sus componentes, saben perfectamente lo que quieren expresar y cómo expresarlo de manera que llegue a un público que no para de crecer en Europa y en US, donde ya han calado con éxito. No soy de desgranar uno a uno todos y cada uno de los temas que conforman éste trabajo, para no generar una idea preconcebida sobre el disco, y por ello destacaré tan sólo alguno de los mejores temas de todo el álbum, invitando al lector de éstas líneas a escuchar/descubrir el trabajo por sí mismos. Un álbum de 8 brillantes temas que comienzan con “Intro”(ecos de una antigua emisora de radio...

THE SPIRITUAL BAT: Mosaic (Danse Macabre 2014) May04

THE SPIRITUAL BAT: Mosaic (Danse Macabre 2014)...

The Spiritual Bat son Darío Passamonti (música y arreglos) y Rosetta Garrì (percusión, letra y arreglos). The Spiritual Bat (evolución de “The Spiritual Bats”, grupo que fundó Passamonti en 1992 junto a Matteo Bracaglia) , pretendía inicialmente ser sólo música instrumental hasta que Rossetta decidió ponerle letra a las canciones, cosa que personalmente agradezco porque nos hubiésemos quedado sin disfrutar de su maravillosa y potente voz que ya pudimos escuchar en Cruel Machine pero que en este disco estalla en su máximo esplendor en cada canción. Mosaic arranca con fuerza, con la canción que da título al LP y que ya enseña desde el primer compás lo que va a ser el disco entero : potencia, mucha percusión (como era de esperar) y la increíble voz de Rosetta, que engancha desde el primer momento. Ya sólo escucharla una vez provoca las ganas de querer seguir con el disco entero. Con Of Breath and Vells acaba de atraparte su camaleónica voz, aquí trágica y profunda en una fusión perfecta con el resto de los cuidados instrumentos, en especial con la guitarra. Y aún estás saboreando esto, cuando We are Born We live We Die te devuelve la potencia y fuerza, que no se pierde en ningún momento del disco pero que en esta canción inevitablemente despierta el gen gótico noventero y lo llena de adrenalina, devolviendo la serenidad justa después del subidón con la profunda So Proud; esta prepara la atmósfera perfecta para que con Linfo te den ganas de montarte un aquelarre (y ponerla en modo repetición todo lo que este dure), con una combinación perfecta de coros, guitarra dramática y el hipnótico sonido de la percusión esenciales para tal evento. Siguiendo la linea, Hypnotic hace lo propio que indica su título (si aún...

MONICA RICHARDS: Kindred (Danse Macabre 2013) Mar05

MONICA RICHARDS: Kindred (Danse Macabre 2013)...

Decepción, posiblemente sea la palabra más repetida entre los que hemos tenido ocasión de escuchar Kindred (y comentarlo después, claro). Decepción pues todos (creo) habíamos quedado maravillados, imagino que en diferente grado pero bastante en cualquier caso, por el fantástico Naiades y por el magnífico Infrawarrior. Kindred se había gestado mediante crowdfunding y ya desde el primer momento prometía mucho: Edición muy cuidada que incluía dvd y un montón de fotos, digipack de gran formato… Musicalmente la Richards se decantaba por los aires electrónicos de la vieja escuela, además de incluir un montón de sonidos naturales procedentes de los distintos animales que viven en el refugio que ella misma construyó para ellos. Murciélagos, cigarras, ranas, diferentes clases de pájaros, aleteos y también el sonido del trueno y la lluvia. Es una especie de homenaje a todos los animales que han inspirado a Monica a lo largo de su vida. Para terminar de completar las buenas sensaciones presagiadas, la musa se ha rodeado de un gran número de colaboradores de probada solvencia, entre otros, Marzia Rangel, Steve Niles, Paul Mercer, Steve Willet, Carolina Jago, su gata Penélope (“toca” el pianoen el tema del mismo nombre)… todo apuntaba que Kindred sería un grandísimo disco. A la altura de los citados, si no más. Y tal vez lo sea. Tal vez se me escape algo y Kindred sea un trabajo al nivel de lo prometido, pero, lamentablemente, no me lo ha parecido. No porque esté en gran parte basado en la electrónica antedicha, es lo de menos. No porque las composiciones sean malas, no me atrevería a decir que lo son. Simplemente le falta “gancho”. Le falta eso que diferencia una canción normal de una obra maestra, eso que distingue una composición “decente” de una que realmente...

DAS WAR KRACH: Protokino (Danse Macabre 2014) Ene21

DAS WAR KRACH: Protokino (Danse Macabre 2014)...

Cuando se me encargó la crítica del disco que nos ocupa, no sabía realmente a lo que podría enfrentarme. Nunca había escuchado nada de esta nueva formación (ni había oído hablar de ella…) y dada la variedad de estilos que abarca el sello en el que han grabado su disco de debut (Danse Macabre Records), estaba claro que me sorprendería… Y gratamente, tengo que decir.Das War Krach (Fue un accidente), son un dúo de Zurich y nos presentan 8 temas con una cuidada producción desde los Estados Unidos de la mano de Chad Blinman (recordemos que ha producido a bandas como Faith and The Muse, Monica Richards y The Deep Eynde, entre muchos otros). Los textos están cantados en alemán, proporcionándoles la fuerza y la contundencia que imprime este idioma. Aunque quizás cantando en inglés, la proyección de la banda sería mayor, siempre he apoyado a aquellos grupos que cantan en su idioma original sin ceñirse a lo que marquen las tendencias o a la “búsqueda” de un público mucho más amplio. Aunque en ocasiones puedan evocar sonidos de otras bandas, hay que decir que suponen “aire fresco” en una escena electrónica que hasta ahora, me resultaba un tanto monótona y repetitiva. “Protokino”: Disco de debut… 8 temas dónde la electrónica y las guitarras (muy potentes en algunos temas) junto a una perfecta combinación y alternancia de las voces de sus dos componentes (Marion y Michel) conforman un ambiente pop que agradará a un público bastante amplio, fundamentalmente a los amantes del electro-pop o electro-wave más cuidado. Los temas van evolucionando a lo largo del disco con momentos álgidos al final del mismo. El disco se inicia con el tema “Du bist Toll”, fantástica pieza que nos evoca no muy lejanas reminiscencias de la...

THE FLOOD: In Love Or Despair (Danse Macabre 2013) Dic17

THE FLOOD: In Love Or Despair (Danse Macabre 2013)...

Hay electrónica y electrónica. Indudablemente. Depeche Mode son electrónica. Deine Lakaien también. Y Front 242, por seguir con los clásicos (he estado tentado de citar también a Vangelis, hablando de clásicos, pero sería a lo mejor rizar el rizo). Y, por supuesto, toda la cohorte de Ebemeros más o menos duros, más o menos oscuros. Lo dicho, hay electrónica y electrónica. Reconozco que cuando recibí este disco (cortesía de Danse Macabre) y el resto de los que lo acompañaban (próximamente, pero no en los mejores cines, en estas mismas páginas) me surgieron dudas. Qué puedo yo decir de un disco de este estilo, etc, etc. Pues lo primero que debo decir es que lo que aquí hace Mr. Hof es pop. Fundamentalmente pop. Basado en sintetizadores, sí; a ratos bailable, también; con ramalazos oscuros e influencias de la darkwave (fundamentalmente de la germana de los noventa), claro. Pero pop, pop de lo más resultón. Muy bien hecho, por cierto. El proyecto de Markus Hof (aunque cuenta con la “ayuda” de Manuel Richter y de las guitarras de Thomas Haubner de cuando en cuando) debuta en CD largo con este In Love Or Despair (tras su Something In The Way, ep del año pasado) y lo hace desarrollando sus composiciones en algún lugar intermedio entre el tecnopop primigenio y las grandes y electrónicas bandas alemanas de la década antes citada. Lo hace sin esconder influencias, recubriendo la sobresaliente voz (a la altura de los mejores, si no por encima) de un pelaje típicamente sintético, tan frío, tan bailable, tan delicioso como puedas imaginar. De vez en cuando además, adoba lo anterior de oscuridad bien entendida y de alguna manera abandona un poco la “felicidad” y lo cristalino de ese sonido que tan fácilmente etiquetan por...

STEREOMOTION: Days Of Faith (Danse Macabre 2013) Dic09

STEREOMOTION: Days Of Faith (Danse Macabre 2013)...

La electrónica bailable nunca ha estado entre mis estilos preferidos. Vaya por delante. De hecho, nunca he escuchado nada de ese palo que me haya llamado lo suficiente la atención como para merecer una segunda escucha. Electro (y sus doscientos mil apellidos, tan imaginativos como fatuos y, en muchas ocasiones, sobreactuados), EBM o ese grandioso saco de la electrónica oscura que llenó de bakalas los antros góticos de mediados de los noventa. Mentiroso el saco, también, pues oscuro, oscuro, lo que se dice oscuro… Y todas las infinitas variantes, subvariantes, fusiones entre estilos, zarandajas varias. Que si Harsh, que si Aggrotech, que si, incluso, Futurepop, Synthpop, etc, etc. O sea teclados, ritmos acelerados (dichosos bpm) e intención bailable. Durante muchos años, para mi chunda chunda con más o menos ínfulas. Para más INRI, de un tiempo a esta parte, casi todos esos estilos acumulan el adjetivo Old School o el prefijo Nu. Sin medida ninguna, además. Etiquetas todas que me han dejado siempre bastante frío. Por ser suave. Pero, indudablemente, me he hecho mayor. Mal que me pese. Y los años me han dado el suficiente juicio (vosotros diréis si es malo o bueno, a mí a estas alturas me da bastante igual) como para intentar hablar o reseñar o criticar un disco tratando de ser objetivo y de salirme del guión que me plantea mi propio gusto personal, que a nadie más que a mi concierne. Salirme de la obviedad de discriminar en “bueno” o “malo”, lo que solamente significa “me pone” o “no me pone”. Y llego a conclusiones, claro. Si puedo discernir y hablar de algo saliéndome del corsé del paladar propio, si puedo ser capaz de explicaros (hasta el punto de que os aumenten o disminuyan las ganas de acercaros...

TRAGIC BLACK: The Eternal Now (Danse Macabre 2013) Jul06

TRAGIC BLACK: The Eternal Now (Danse Macabre 2013)...

Decía recientemente que del revival deathrockero de principios de siglo quedaba ya poco o nada. Cenizas, cenizas y algún superviviente: casi todo se ha ido perdiendo autodevorado en una espiral absurda de repetición de esquemas. En aquel renacimiento fueron punta de lanza los usamericanos Tragic Black, tanto por lo extremo de su aspecto (ya sabes, crestas cuidadas, laca a saco, vamos, de manual) como por la calidad de su música. Nunca fueron demasiado originales ni excesivamente diferentes de sus compañeros de hornada (realmente ninguno lo fue, este palo es bastante de sota, caballo y rey) pero sí que aportaron talento, energía y constantes ganas de, si bien no desmarcarse, sí llevar el estilo un poco más allá. A través de los teclados en ocasiones, con registros vocales alejados de la tradicional ambigüedad decadente en otras. Ahora, un puñado de años después de The Cold Caress (2007), presentan The Eternal Now, su tercer CD como tal (dejando aparte demos autoproducidas y el directo Burnt Black). ¿Qué tienen que ofrecer en 2013 los de Salt Lake City? Veamos. The Decadent Requiem fue un disco de deathrock bastante purista, The Cold Caress tenia ya una intención clara de evolucionar ese sonido, mezclándolo con otros estilos; una voluntad de no estancarse, de no repetir lo de siempre. The Eternal Now pasa por ser un disco conceptual, aunque en realidad la mezcla estilística (e incluso en las letras) parece desmentir esto. Y es que queda ya muy poco de aquel DR seminal de los de Utah: queda la voz, con ese timbre clásico (y a la vez único) de Vision y queda la base, el poso general del sonido. Por encima vuelan guitarras deudoras de otros sonidos (desde el glam hasta el hard rock setentero), ritmos de todo tipo,...

SHADOW IMAGE: Kiss The Ashes (Danse Macabre 2013) Jul06

SHADOW IMAGE: Kiss The Ashes (Danse Macabre 2013)...

Shadow Image son Harley Mace (cantante y multiinstrumentista) y Mandy Monster (teclados). El año pasado debutaron con un EP homónimo que llamó la atención a las cabezas pensantes del mítico sello alemán Danse Macabre (sí, el de Bruno Kramm de Das Ich) y ahora (bueno a finales de mayo) presentan su primer CD largo: Kiss The Ashes. Echándole un vistazo al libreto del CD y a las fotos llama la atención la importancia que el dúo de Michigan da la imagen. Lentillas blancas, pelos tintados y erectos, arregladísimos en el vestir y un cierto tratamiento de las fotografías que hacen pensar en el enésimo proyecto supermegagótico de la muerte. Una especie de London Alter Midnight 2.0. Por supuesto, dado que si no fuera así no estarías leyendo esto, si te quedaras en esa superficie murcielagosa photoshopeada te equivocarías de medio a medio. Por supuesto si solo fueran la versión moderna de los citados, Mr. Kramm no habría reparado en ellos. Digo esto porque Shadow Image no es la envoltura bonita de un proyecto vacío. No es la nueva encarnación de “sin laca no hay infierno que valga”. No. SImage son mucho más. La receta es sencilla. Coges lo mejor de cada uno de los diferentes subgéneros que de lo denominado música oscura hayan sido y los metes en la batidora. Aliñas con bastante ingenio y ya lo tienes. O no, depende quién lo haga, pero el dúo desde luego lo consiguen. Los once temas que componen el CD siguen unas directrices parecidas, las que marcan lo anteriormente indicado, todo el sinfín de influencias que supuran cada surco del CD. Voces dramáticas, épicas, desgarradas, llenas de ecos y efectos, guitarras aceleradas o rítmicas según conviene, coros femeninos, teclados etéreos, bajos abrasivos, ritmos complejos… En fin...

A.T.MÖDELL: Apocalyptophilia (Danse Macabre 2013) Jul06

A.T.MÖDELL: Apocalyptophilia (Danse Macabre 2013)...

Confieso que no conocía a los valencianos A.T.Mödell. Probablemente por extensión a mi desconocimiento general de la escena electro-industrial, tanto en este país como más allá del mismo. Por eso, cuando Danse Macabre nos envió este disco, puede acercarme a él sin prejuicios ni ideas preconcebidas, sin nada más que las ganas de ver que se cocía dentro de este Apocalyptophilia de tan curioso título. Hace referencia a la visión irónica y sarcástica de las histéricas reacciones (de hombres y mujeres) ante un supuesto advenimiento del fin del mundo, vía profecías mayas o cualquiera otra. Buceando un poco, me entero en seguida de que es el segundo álbum de los citados, de que salió al mercado a finales de mayo y de que colabora Julio Nexus de Interfront. Buceando más (ya en el disco en sí), compruebo que son dieciséis los temas y cero las concesiones. Dejo los aparejos de buceo y me dispongo a escucharlo. Ya desde la intro The Third Coming, las bases están claras: en lo musical electro industrial excitante y bailable; en lo literario, sátira, ironía y talento. Bueno, talento en lo musical también. De hecho no es la típica intro, tiene suficiente entidad como para dejarlo en el subtítulo solo. Bliss me recuerda a unos Alien Sex Fiend más electrónicos (si cabe), más metidos en la música de baile. Pero solo al principio, luego ya el desquicie y los bits hacen olvidar la comparación. This Time Alone responde a parámetros ligeramente diferentes. Menos chundachunda, más intensidad melódica. Lo prefiero, pero sobre gustos… Lo que a estas alturas de la película ya han demostrado los valencianos es su capacidad para manejar registros bastante diferentes. Dead in sixty-six parts vuelve al baile, al rallante además. Los efectos de sonido, el taladro...

DEMONCAST: Livewire EP (Danse Macabre 2013) Jul06

DEMONCAST: Livewire EP (Danse Macabre 2013)...

Demoncast son de Tel Aviv. Así dicho, no parece ser gran cosa, pero a mí me sorprendió al enterarme, aunque solo fuera por el punto exótico. Luego, una vez que buscas información extra, revisas el artwork del disco, lees aquí y allá, ves que es la nueva reencarnación de Ptyl (a quien sí conocía aunque no su procedencia), un reconocido artista que dentro del cajón de sastre este del industrial lleva desde el noventa y ocho vomitando atmósferas extremas e industrial bailable. En este proyecto une su indiscutible talento al de Ariel Aviav (cantante y letrista que procede de la escena rock israelí) para terminar pariendo el EP que nos ocupa. Dice la nota promocional que Demoncast ocupan un lugar entre el industrial de NIN o de S. Puppy, el triphop británico de Massive Attack y más influencias de otros géneros. El problema es que el lugar citado es tan enorme que en él podrían estar centenares de miles de grupos, tranquilamente, sin parecerse en nada entre sí. Resulta complicado circunscribir a un grupo citando dos sonidos tan alejados como los dichos, tratemos de afinar, entonces, un poco más. Rock industrial. Bailable, electrónico y bestia. Voces combinadas masculinas/femeninas (mucho más fuertes las primeras), ambientes asfixiantes… pero sin llegar a lo experimental. Empezamos con Bitch. Cinco minutos de trallazo rítmico, con ramalazos rockeros, enloquecidos. Rabiosa, llena de furia contenida a duras penas. Viene siendo el single presentación del grupo y la verdad es que no sorprende que así sea porque contiene todos los elementos que caracterizan el proyecto. La mezcolanza justa orgánico-electrónico, la mezcla entre los bits enfocados a llenar pistas y la oscuridad de las guitarras. Toda una decalración de intenciones. Por el contrario, el segundo corte, Crack, no tiene –aparentemente- mucho que ver....