DER BLAUE REITER: United, Yet Divided (Dark Vinyl 2019) Jun24

DER BLAUE REITER: United, Yet Divided (Dark Vinyl 2019)...

POR FIN, por fin, por fin, llega a mis viejas y resecas manos lo último de Der Blaue Reiter, el proyecto (ahora en formato dúo con Cecilia Bjargo, aunque cuenta con las colaboraciones de Lady Nott y Maria Montes) de Sathorys Elenorth: United, Yet Divided. Como suele ser norma en el combo, United, Yet Divided es un trabajo conceptual, en este caso sobre la guerra fría y, en general, sobre ese siglo XX tan marcado por el muro de Berlín, las dictaduras a ambos lados del muro, etc. Musicalmente, aunque sigue entroncado en el dark folk marcial con toques neoclásicos, el sonido ha ido a lo largo de los años enriqueciéndose con elementos melódicos diversos y, en términos generales, ha adquirido mayor profundidad y variedad. Este sexto trabajo de DBR está publicado el 7 de junio por Dark Vinyl en vinilo y en ecopack (esa especie de digipacks totalmente de cartón, sin espina plástica) de precioso artwork que incluye un cuidado libreto con letras y textos. Es la edición que nos han enviado y la que estamos comentando. Digo esto porque hay dos temas exclusivos que no aparecen en el vinilo: United, Yet Divided (1961-1989, The Berlin Wall) y From A Distant World (2018-2019, The Worry Is Back y este a su vez contiene otros dos que no están en el CD: Spring In Prague (1968, The Czechoslovakian Uprising) y Hunger For Gold (1984, While Romania Is Starving). Vamos que lo suyo sería comprarse ambas ediciones. United, Yet Divided comienza con Prologue (1945, Peace in Europe – The Start Of A New Era). Ha terminado la Segunda Guerra Mundial y la paz llega a Europa (al mundo en realidad, pero si excluimos Hiroshima y Nagasaki, lo “gordo” de la guerra” fue en Europa). Es...

GITANE DEMONE QUARTET: Substrata Strip (Dark Vinyl Records 2018) Ene13

GITANE DEMONE QUARTET: Substrata Strip (Dark Vinyl Records 2018)...

  Creo honestamente que hablar de un disco como Substrata Strip con la mirada puesta en el pasado, es un error. Como era un error hacerlo hablando de Past the Sun, el disco anterior del cuarteto. También creo que es un error atender al Gitane Demone Quartet pensando que estamos en los ochenta y que acaba de publicarse Ashes. Es un error porque ha pasado el tiempo, todos hemos cambiado (sí, amigo, tú también estás más viejo) y, los más afortunados, han evolucionado. Es materialmente imposible que Rikk Agnew sea el de Only Theatre of Pain, que Gitane sea la de los lamentos de Tales Of Innocence o que Paul Roessler o Deb Venom sean las mismas personas que fueron hace treinta años. Es más, me parecería criticable que lo siguieran siendo. De la misma forma, me parece que escucharlo desde un planteamiento puramente enfocado a lo siniestro, tampoco es ni acertado ni justo. Por supuesto que las canciones tienen en su mayoría un poso oscurísimo, negro como lo más negro que te puedas imaginar. Pero si ya en la época de los Christian Death de Sex, Drugs and Jesus Christ o The Scriptures, la garganta de la Demone coqueteaba sin tapujos con el jazz, el soul y la música negra (negra de raza, no de siniestra), ahora todas estas influencias se han intensificado bastante. ¿Quiere decir esto que Substrata Strip sea para fanses de Ella Fitzgerald? Pues por supuesto que no. O no solo al menos. Quiere decir que si eres un talibán del gótico que espera encontrar en el GDQ la reencarnación de Catastrophe Ballet ni te molestes en intentarlo.   El disco abre con Douglas Street. Cinco minutos de samplers, riffs de guitarra, percusiones y ritmos con aires a club lleno...