OCTOBER BURNS BLACK: Two Worlds Collide (Outland Media 2022)...

Gothic rock is dead. It died in the 90’s, on the last few years of the decade, when it branched into those who thought that if you added eye make up to the beat, you could trick the ones with the bats and the jabot shirts, and that if you sharpened guitar riffs and sped up the drums, you’d earn the heavies and get them to be part of your crowd. Dark techno and gothic metal “were born” and all that was authentically gothic consumed and disappeared. Fortunately, unbeatable people in a tribe in Wales survives yet and forever to the invader. Oh no, that was something else. The ones who resisted here were the gothics, even though they could have been or seem like they were from Wales. They were german. Or American. Or from wherever the hell they were from. The thing is gothic rock was dead. Or so was said. Well, October Burns Black (or its people, that come from here and there, from then and now) didn’t know. Or they did and they were the ones who held on, who knows. The important thing is that listening carefully to Two Worlds Collide, you can clearly appreciate that gothic rock (the classic one, the good one) wasn’t really dead, it was just junketing. Here are the punchy basses, the amazing beats, the talking guitars and the low and deep voices. Long hairs and hats. The good darkness. And epic, tones of epic. They had already made it clear in their first two extended plays (Reflections and Fault Line) but in this one, their first album, Two Worlds Collide, it’s even more clear. The first thing in this album to get your attention is the beautiful artwork. Billyphobia does again an excellent...

OCTOBER BURNS BLACK: Two Worlds Collide (Outland Media 2022) Nov18

OCTOBER BURNS BLACK: Two Worlds Collide (Outland Media 2022)...

El rock gótico está muerto. Murió en los noventa, a finales, cuando se escindió entre los que decidieron que si al chunda chunda le añadías ojos pintados, podías colársela a los de los murciélagos y las chorreras, y que si afilabas los riffs de guitarra y acelerabas las baterías, ganabas público entre los heavies. “Nació” la electrónica oscura y el gothic metal y “lo” gótico languideció y murió. Afortunadamente, una aldea poblada por irreductibles galos resiste, todavía y como siempre, al invasor. Ah no, que eso era otra cosa. Los que resistieron aquí no fueron galos, aunque pudieron serlo o parecerlo. Fueron alemanes. O estadounidenses. O de dónde coño fueran. El caso es que el rock gótico estaba muerto. Decían.   Pues bien, October Burns Black (o sus componentes, que vienen de aquí y de allá, de entonces y ahora) no se enteraron. O sí y fueron de los que resistieron, quien sabe. El caso es que escuchando atentamente este Two Worlds Collide se aprecia claramente que más que muerto, se conoce que el rock gótico (el clásico, el fetén) estaba de parranda. Aquí están los bajos contundentes, los ritmos endiablados, las guitarras parlantes y las voces graves y profundas. Pelos largos y sombreros. Oscuridad de la buena. Y épica, toneladas de épica. Ya lo venían apuntando en sus dos primeros EPs (Reflections y Fault Line) pero en este, su primer largo, Two Worlds Collide, queda más patente aún. Lo primero que llama la atención del CD es el precioso artwork. Billyphobia de nuevo hace un excelente trabajo en el diseño y la portada que, aunque sencillos, resultan muy evocadores. E incluso me atrevería a decir que anticipan lo que posteriormente encontrarás entre los surcos del CD: atmósferas neblinosas, ambientes fríos y un sonido duro...

NFD: Requiems From the Abyss (Gothic Citadel Records/Outland Media/Jungle Records 2022) Jul18

NFD: Requiems From the Abyss (Gothic Citadel Records/Outland Media/Jungle Records 2022)...

NFD han publicado recientemente esta caja de tres cedeses (con un montón de regalitos: cinco postales, un póster y, si lo compras directamente a la banda, un pin de metal exclusivo de este lanzamiento) que recupera tanto versiones remasterizadas de clásicos del grupo como temas en directo, demos y algún que otro corte no editado anteriormente. Como sucede con todos los recopilatorios de este tipo, es una bonita forma de celebrar sus veinte años de historia acercándote al grupo además de, para los ya fans, una manera de completar colecciones y de tener juntitos un buen puñado de rarezas. Es decir, a mi juicio es una edición pensada para todos los paladares. Paladares afines al gótico de guitarras de corte clásico y con las orejas lo bastante abiertas como para no limitarse al trinomio Fields/Sisters/Mission, claro.   Veintinueve cortes que reflejan estas dos décadas de existencia de una banda nacida de las cenizas de los propios nephilim (época Nefilim y Fallen) y de los también estupendos Sensorium. Liderados por el que fuera cantante de los propios Sensorium (Peter “Bob” White), a lo largo de estos años han ido rotando los Peter Yates, Chris Milden, James McIlroy, Luca Mazzucconi, Tony Pettitt, Simon Rippin o Stephen Carey, es decir, gran parte de lo más granado del gótico británico de toda la vida (Adoration, The Eden House, This Burning Effigy, Grooving in Green, Thanateros, Red Sun Revival… son aparte de los mencionados antes, algunos de los grupos con los que han compartido componentes). Veintinueve cortes que resumen una trayectoria irregular en cuanto a la periodicidad de los lanzamientos recientes pero tremendamente coherente en sonido y planteamiento.   Guitarras potentes (rozando el metal en ocasiones), bajos contundentes, ritmos clásicos del género y la muy personal voz de Mr...